lunes , 17 diciembre 2018
Home » Ecologia » Fukushima Desastre Nuclear

Fukushima Desastre Nuclear

La economía asume todo desarrollo tecnológico en función del rédito, sin prestar atención a eventuales consecuencias negativas para el ser humano. Las finanzas ahogan a la economía real. No se aprendieron las lecciones de la crisis financiera mundial y con mucha lentitud se aprenden las lecciones del deterioro ambiental.
Algunas Empresas, General Electric y Tokyo Electric Power (TEPCO) , motivadas solo por el interés económico han perjudicado a miles de familias y destruido valiosos recursos compartidos limitados (bien común), exponiendo al mundo entero a contaminación radioactiva. ¿Cómo solucionar el dilema en el que algunos individuos actuando racionalmente en su propio interés pueden en última instancia destruir un recurso compartido y limitado y afectar tan dramáticamente la vida de de miles de personas, incluso cuando es evidente que esto no beneficia a nadie a largo plazo. El desastre nuclear en la planta japonesa de Fukushima aun desecha toneladas de agua radiactiva en el océano Pacífico, pero paradójicamente, muchas agencias gubernamentales de salud han elevado los estándares aceptables a la radiación. Se estima que la radiación causará mas de 1.000.000 de muertes, además de defectos al nacimiento en miles de niños.

El Gobierno Japonés oculta la verdad de la situación actual que aun no ha sido resuelta y puede agravarse.

Una planta mal construida y mal mantenida para ahorrar gastos, se ha convertido en la mayor catástrofe nuclear de la historia después de la que se produjo en la central nuclear de Chernóbyl. Enormes cantidades de sustancias radiactivas se fugaron a la atmósfera y al océano y centenares de miles de personas se vieron obligadas a abandonar sus hogares. Alrededor de 160.000 personas en las zonas aledañas fueron evacuadas sin posibilidades de volver a sus hogares.
La operadora de la central, Tokyo Electric Power (TEPCO) se ha demorado meses en anunciar una importante fuga radiactiva que ha contaminado medio Japón procedente del reactor 3, el que utilizaba MOX, combustible con gran cantidad de plutonio (elemento altamente radiactivo con una vida media de 24.100 años). Lo descubrió el Ministerio de Agricultura al encontrar cosechas de arroz contaminado, muy lejos de la central de Fukushima:

Han pasado tres años desde la catástrofe de Fukushima, pero las consecuencias para la salud son más visibles que nunca. Sin embargo, la respuesta indiferente de muchos gobiernos a la tragedia ha sido quizá más impactante que el propio desastre.
El yodo-131, un radioisótopo de yodo que se encuentra en la fisión nuclear, se acumula rápidamente en la tiroides sustituyendo al yodo beneficioso. Este isótopo de yodo puede causar cáncer de tiroides e hipertiroidismo. Los desastres nucleares como Chernóbil y Fukushima han dado lugar a un significativo incremento de los casos de cáncer de tiroides. Las mujeres embarazadas tienen mayor riesgo de desarrollar problemas relacionados con la deficiencia de yodo al ser expuestas al yodo-131, un problema que puede provocar aborto involuntario, muerte fetal, deformidades, entre otras complicaciones. A medida que pasan los años después del desastre de Fukushima, las autoridades japonesas ignoran los posibles efectos que la radiación tendrá en las mujeres embarazadas y sus hijos.
A pesar de la multitud de efectos para la salud del feto en desarrollo, la investigación ha puesto al descubierto graves problemas derivados de la radiación en la glándula tiroides de los niños recién nacidos. Entre marzo y junio del 2011, los problemas de tiroides se dispararon un 28% en los bebés que nacieron en localidades estadounidenses costeras del Pacífico.
Fukushima, radiación, radioactividad, contaminación, nuclear. energia nuclear, accidentes, nucleares

Engaño, manipulación, alarma – Fukushima
Hace tres años, la explosión de los edificios que albergaban los reactores de la central nuclear de Fukushima mantuvieron en vilo al mundo entero. El primer ministro japonés aseguró recientemente que la situación en Fukushima está bajo control. Pero, en realidad, la situación es alarmante. Los niveles de contaminación radiactiva, tanto en la superficie terrestre como en el mar, siguen siendo altos. El gobierno y la compañía TEPCO, encargada de la explotación de la central, ocultan datos y manipulan a la opinión pública. Muchos científicos y políticos japoneses afirman que el objetivo es volver cuanto antes a la energía nuclear.

El accidente nuclear de Fukushima I ocurrido en la Central nuclear Fukushima I en 11 de marzo de 2011, comprende una serie de incidentes, tales como las explosiones en los edificios que albergan los reactores nucleares, fallos en los sistemas de refrigeración, triple fusión del núcleo y liberación de radiación al exterior, registrados como consecuencia de los desperfectos ocasionados por el terremoto y tsunami de Japón oriental.
diseñada por la compañía estadounidense General Electric inició su construcción en 1967, inició su funcionamiento en 1971.

A pesar de saberse que en la región podían ocurrir tsunamis de más de 38 metros, la central sólo contaba con un muro de contención de 6 metros y numerosos sistemas esenciales se encontraban en zonas inundables. Estas deficiencias de diseño se demostraron críticas en el devenir del siniestro.

El 11 de marzo de 2011, a las 14:46 JST (tiempo estándar de Japón (UTC+9) se produjo un terremoto magnitud 9,0 en la escala sismológica de magnitud de momento, en la costa noreste de Japón. Ese día los reactores 1, 2 y 3 estaban operando, mientras que las unidades 4, 5 y 6 estaban en corte por una inspección periódica. Cuando el terremoto fue detectado, las unidades 1, 2 y 3 se apagaron automáticamente (llamado SCRAM en reactores con agua en ebullición). Al apagarse los reactores, paró la producción de electricidad. Normalmente los reactores pueden usar la electricidad del tendido eléctrico externo para enfriamiento y cuarto de control, pero la red fue dañada por el terremoto. Los motores diésel de emergencia para la generación de electricidad comenzaron a funcionar normalmente, pero se detuvieron abruptamente a las 15:41 con la llegada del tsunami que siguió al terremoto.

La ausencia de un muro de contención adecuado para los tsunamis de más de 38 metros que han sucedido en la región permitió que el maremoto (de 15 metros en la central y hasta 40,5 en otras zonas) penetrase sin oposición alguna. La presencia de numerosos sistemas críticos en áreas inundables facilitó que se produjese una cascada de fallos tecnológicos, culminando con la pérdida completa de control sobre la central y sus reactores.

Después de ver la evidencia de los dos videos adjuntos ¿es realista esperar que quien se obsesiona por el máximo beneficio se detenga a pensar en los efectos ambientales que dejará a las próximas generaciones?

El primer video esta producido por Deutsche Welle que es una cadena pública financiada con fondo públicos alemanes. En la central de DW de Bonn y en la capital germana, Berlín, trabajan alrededor de 3.000 trabajadores fijos y autónomos de 60 países. Semana tras semana llegan a más de 100 millones de personas en el mundo. Su nuevo lema es “DW – Made for minds”.

Check Also

Radioactividad en el Fracking

El fracking es una técnica de explotación de hidrocarburos muy cuestionada en el mundo. Países …

Leave a Reply

avatar
1000
  Subscribase  
Notify of